QUE EL CONFINAMIENTO NO TE PARE
  • 26 de Mar, 2020

QUE EL CONFINAMIENTO NO TE PARE

¡Que el confinamiento no te pare!

Cómo ya sabéis, en 10 estètica teníamos la ilusión de volver a estar con tod@s vosotr@s el lunes 30 de marzo. Como no va a ser posible, queremos acercarnos un poco mediante este post en el que os explicaremos algunos tips de cómo pasar mejor estos días en casa.

Se dice que una vida organizada mantiene la mente estable y es importante que en estos momentos extraños organicemos RUTINAS que nos ayuden a estar activos, positivos y sanos de cuerpo y mente.

Esta situación puede representar una OPORTUNIDAD para redescubrir las pequeñas cosas que normalmente no disfrutamos por falta de tiempo: una larga ducha, un desayuno en familia, la compañía de un buen libro, el silencio, el placer de dejar la “mente en blanco”, un baile en el salón a cualquier hora, soñar y planificar con los tuyos sin prisas, …

Aunque sólo podremos vivir esta situación como una oportunidad si nos esforzamos en mantener una ACTITUD POSITIVA. Pero, ¿cómo?

1. CUIDADO FISICO Y MENTAL

En relación con el cuidado físico, además de las normas de higiene básicas debemos “cuidar” nuestra piel.

Por la mañana, limpiar, tonificar y aplicar sueros y cremas de elevado poder hidratante y ácido hialurónico para compensar la cantidad de horas que pasamos en un espacio cerrado.

Por la noche, tonificar la piel y rehidratar de nuevo.

A cualquier hora del día (ahora que podemos), aprovechar para realizar exfoliaciones y aplicación de mascarillas. Evitar las exfoliaciones agresivas y optar mejor por peelings suaves y mascarillas nutritivas o velos de colágeno. Utilizar mascarillas de limpieza, si son necesarias, pero un máximo de 1 vez por semana.

Para completar el cuidado físico, intentar dormir unas 8h diarias, intentando mantener una rutina horaria lo más estable posible y beber como mínimo 1,5 litros de agua al día. ¡Horas de sueño e hidratación externa e interna para una mayor salud celular!

Estar bien mentalmente también nos ayudará a estar y vernos mejor, así que no dudéis en tomaros un tiempo al día para vuestro cuidado mental.

Introspección, relajación, respiración, mindfulness, y otras técnicas os ayudarán a trabajar ese espacio interior que puede ser una fuente de estabilidad inmensa en momentos de incertidumbre y estrés emocional como los que estamos viviendo. Miles de tutoriales inundan la red para ayudarnos en este camino y hacerlo todo un poco más fácil. ¡No dudéis en explorar!

Otra cosa importante para evitar, en la medida de lo posible, el estrés del confinamiento y el miedo a lo desconocido es estar informados pero evitar caer en la sobre-información, la mal-información y las fakes. Los expertos nos indican que marcar también horarios para eso es una buena praxis, recomendando informarnos de la situación un máximo de 2 veces al día y siempre por canales oficiales.

 

2. ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

Si ya en condiciones normales os aconsejamos una alimentación equilibrada, ahora con mucha más razón. Los requisitos energéticos son diferentes durante el confinamiento que cuando estamos inmersos en nuestra vida laboral y es importante “adaptar” nuestra alimentación.


Seguimos recomendando 5 ingestas al día, pero algo menos calóricas y enfocadas en aportar nutrientes, vitaminas y minerales que mejoren nuestro sistema inmune.

En general, recomendamos:

  • Tomar 3 frutas y 2 hortalizas al día
  • Tomar legumbres y cereales integrales
  • Tomar carne un máximo de 3-4 veces por semana (la carne roja, sólo 1 vez por semana)
  • Evitar los embutidos, fiambres y carnes grasas.
  • Huir de los alimentos procesados
  • Cocinar y aliñar siempre con aceite de oliva
  • Para media mañana y media tarde, optar por fruta, yogur natural desnatado o frutos secos naturales o tostados pero sin sal (idealmente nueces y pipas)
  • Intentar tomar el sol unos 20’ al día y si no es posible tomar alimentos ricos en vitamina D (pescado azul, yema de huevo, lácteos, champiñones, ostras, frutos secos,…) o suplementos alimentarios.
  • Optar por alimentos rojos (pimiento, tomate, fresas,…) y verdes (brócoli, espinacas,…), e incluir en nuestra dieta productos como el ajo, el jengibre, la cúrcuma y la equinácea por su influencia positiva sobre el sistema inmune

Una alimentación correcta contribuirá, además de no hacernos ganar peso, a sentirnos mejor, más ligeros y con menos apatía.

 

3. EJERCICIO REGULAR

Y aunque nuestras casas no son un gimnasio, son espacios que ofrecen muchas posibilidades para ejercitar nuestro cuerpo. Sólo hace falta un poco de imaginación, ganas y algún que otro video que nos dirija.


Al levantarnos es importante que lo hagamos lentamente, nos sentemos al borde de la cama con los pies apoyados en el suelo y nos tomemos unos segundos para sentir cada una de las partes de nuestro cuerpo antes de ponernos de pie, realizar varias respiraciones y estirarnos.


Durante el día buscar dos momentos para realizar pautas de ejercicios. Uno de ellos debería basarse en estiramientos (pilates, yoga,…) y el otro en ejercicio algo más aeróbico (spinning, ejercicios activos,…) o incluso ¡bailar!. Movernos al menos 1 hora al día es importante, evitando al máximo estar sentados más de 1,5-2h seguidas.

Y si la actividad la hacemos con una sonrisa, música y como una actividad conjunta de toda la familia…¡Mejor!

Vernos bien y sentirnos bien es esencial para vivir esta insólita situación lo mejor posible.

 

                                    Sea como sea el parón, hay algo que está claro… ¡seguiremos adelante!

                                                                                       ¡HASTA PRONTO!

         

Si quieres compartir...  

Últimas noticias